El futuro de México

A fines del año pasado Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín publicaron en Nexos este artículo titulado “Un futuro para México“.  Amanece el 2010 y empieza a recircular, seguro habrá otros artículos interesantes y qué bueno. Este del futuro de México pone de frente al 2010 abarcando una buena mezcla de asuntos y debates actuales, de manera propositiva.

Para que México repunte, dicen estos autores, deben tomarse cuatro decisiones estratégicas:

1. Asumir los cambios que requiere la economía para crecer

2. Decidir el lugar que se quiere ocupar en el mundo

3. Universalizar los derechos y garantías sociales necesarios para construir una sociedad equitativa, donde más de las dos terceras partes de la misma vivan más o menos igual

4. Hacer productiva la democracia mediante reformas institucionales que garanticen la seguridad de los ciudadanos y la fluidez de los cambios que requiere el país.

Me parece clave la insistencia que hacen en la necesidad de movilizarnos como sociedad civil y las megatribus—empresariales, sindicales, intelectuales, religiosas, tecnocráticas, y hasta políticas— para debatir ideas y vincularse, para formar un todo complejo, audaz y armonioso.

El artículo me parece buenamente ambicioso. Me hace pensar en un México no para andar por las ramas. Hay algo que me deja pensando, a modo de pregunta: ¿Es efectivo continuar planteándonos los retos como megaproyectos, omniabarcantes, delineando un largo futuro? me parece que es “parte de”, pero lo fundamental viene en lo que se rifa después. No bastan buenos intelectuales con buenos artículos, no bastan buena discución de ideas o infomración a la mano. Es tiempo de ir identificando modos nuevos y mecanismos nuevos para hacer cosas que muchos, queremos hacer, el modo en que concretizamos nuestras grandes constataciones, ideas y proyectos, y no sólo eso, sino para hacer que sigan despegando las que están encaminadas, que en nuestro país no son pocas.

Podríamos tomar como puntos de partida las alternativas simbólicas, pequeñas, medianas, incipientes, esbozadas que ya están ocurriendo y poner la atención en ellas, para de manera práctica ir generando esa cohesión, esa concientización, dicha movilización, y generar los mecanismos…

Esto implica enfatizar aún más el papel de la base de la sociedad, que somos todos.

Estoy totalmente de acuerdo con que México debe mirar al futuro. Que sea en perspectiva de “hacer”, no sólo de voltear.

Esta nota integra una perspectiva bastante completa del México que somos, tiene de todo, desde un punto de partida político incluye un enfoque histórico, una alusión geográfica en materia comercial, temas de gobernabilidad, educación, migración, sectores sociales, estadísticas, libre comercio, empresariales, entre otros. En suma propone “abandonar el ámbito de la política de lo posible y convertir el 2012 en un referendo sobre el futuro deseable, no sólo sobre quién debe ser presidente”. Eso es acertado.

Sirva este artículo de pretexto no sólo para provocar la discusión sino provocar mostrar lo que ya se está haciendo en el camino que indican estos autores, y que confluye bien con lo que sostienen que hay que hacer.

Recomiendo el artículo, por el desglose de temas de la agenda del país, y la conjunción que le da a ideas en las que seguramente se sentirá incluído o aludido cualquier mexicano que anda viendo cómo le hacemos para avanzar. Es hora de redoblar esfuerzos y que este tipo de información y concientización que tenemos nos lleve a pasos consecuentes.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: